miércoles, 21 de agosto de 2013

¿Están preparadas las editoriales para la educación del S XXI?


Las redes sociales nos permiten dar y recibir información, nos hacen influyentes en la sociedad. Los alumnos pueden aprender con las redes sociales habilidades necesarias para el siglo XXI.

Y los profesores tenemos mucho que enseñarles:

-Seguridad en las redes: importante si consideramos que la mayoría de los padres no son usuarios de las redes sociales que ellos utilizan.
-Aprender con las redes sociales: selección de contenido, evitar la dispersión, quedarnos con poco pero valioso.
-Organización, clasificación y localización de contenidos para saber donde encontrarlos cuando los necesiten.
-Redacción correcta de los mensajes en cuanto a ortografía, expresión de ideas sin equívocos.
-Precaución, comportamiento ético, civismo y corrección.
-Pensamiento creativo (aquí hay mucho que decir)
-Compartir aquello que merece la pena.

Desde mi punto de vista es un error pensar que el alumno y el profesor son dos iguales. Los profesores no van a la par o de igual a igual con el alumno, el profesor ha de ir muy por delante.

Por otra parte, las redes son muy favorables para el aprendizaje porque entre otras cosas nos permiten personalizar las enseñanzas en cuanto a ritmos de aprendizaje, contenidos, intereses, puntos de vista, adecuación y accesibilidad...

¿Los docentes se resisten a las tic por falta de control pedagógico y técnico? ¡Claro! Hay muchos elementos pendientes y sin contestación.

El uso de las redes sociales en educación a mi como profesora me supone una búsqueda, selección y elaboración de los componentes del currículo que establece la ley para trabajarlos en ellas. Esto es muchísimo trabajo además de cierta inseguridad en cuanto al cumplimiento de nuestros deberes ¿He realizado bien mi selección curricular?¿La llevo a cabo con seguridad?

El libro de texto está elaborado por un equipo de especialistas que realizan esa tarea,.Pero en redes sociales, el camino esta por hacer. Los docentes, no tenemos la capacidad de estos especialistas que trabajan en las editoriales.

Por eso, las editoriales pueden jugar un papel muy importante en la innovación educativa, son la que nos pueden facilitar a los docentes la utilización de las redes sociales y entornos virtuales de aprendizaje dentro del currículo.

Imaginad una red social vertical (de grupo cerrado, para estar dentro de la ley y por la seguridad, ya que los menores de 14 años no pueden registrarse en redes sociales horizontales) preparada con el currículo que nos indica la ley, como complemento al libro de texto, preparada para la evaluación de contenidos, competencias, criterios de evaluación, con rubrica personalizable, etc, sería un avance REAL en el camino que queremos realizar con nuestros alumnos en las redes sociales.

En este camino quizás debiera ser liderado por las instituciones educativas.
De esta manera sería mucho más fácil no ofrecer "resistencia y miedo hacia las TIC". El docente no es un especialista en redes sociales ni en tic, de igual manera que no se le pide elaborar los libros de texto.

En definitiva, redes sociales verticales preparadas con los elementos curriculares para trabajar con ellas de manera más eficaz.

@paztrabajo
#mestrered

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada